Por qué es importante que los niños jueguen

¿Por qué es importante que los niños jueguen? La infancia es una de las etapas de la vida que más influyen en la personalidad y en el desarrollo cognitivo de las personas y todo lo que se haga durante esos primeros años de vida tendrá su influencia en la etapa adulta. Que los niños jueguen tiene una importancia mucho mayor de la que se pueda pensar, y es que está demostrado que fomenta la creatividad y potencia el aprendizaje.

Pero las estadísticas muestran que la cantidad de tiempo que los niños dedican a jugar en la actualidad ha disminuido de forma alarmante respecto a los últimos años. En ello influyen las jornadas de trabajo interminables de sus padres, la existencia de menos lugares seguros para jugar o el aumento del tiempo que pasan ante las pantallas con dispositivos digitales.

Importancia de que los niños jueguen

El juego, uno de los Derechos del Niño

Existen estudios que afirman que hasta el 20% de los niños no juegan nunca en la calle, y que el 75% juega menos de una hora al día al aire libre. Estos datos son alarmantes y muestran que los niños pasan menos tiempo al aire libre que los reclusos en las prisiones, que disponen de una hora al día de ejercicio en exteriores.

El artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño recoge que “se reconoce el derecho del niño al descanso y al esparcimiento, a jugar y al resto de actividades recreativas naturales de su edad”. El juego es uno de los derechos fundamentales de los niños y se equipara en importancia a la educación infantil.

Ya sea a través de juegos tradicionales, de juego en grupo o en cualquier actividad física, el hecho de jugar contribuye al desarrollo físico de los niños, favorece sus habilidades comunicativas, mejora el comportamiento y aprenden jugando a relacionarse con niños de su edad.

¿Qué ventajas o beneficios del juego son más importantes?

Los beneficios del juego están recogidos en multitud de estudios a nivel internacional y los niños aprenden todo tipo de habilidades físicas y relacionales. Algunos de los beneficios más importantes son:

Beneficios a nivel emocional

La importancia del juego a nivel emocional está fuera de toda duda. Además de aprender jugando a exteriorizar sus emociones, los niños logran tolerar la frustración, gestionan mejor los fracasos y aprenden a seguir las normas. A través del juego los pequeños aprenden a ser más empáticos con los demás y su capacidad de resolución mejora considerablemente. El juego es uno de los derechos del niño y, además, influye en su personalidad a todos los niveles.

Estilo de vida saludable

Los niños que juegan en exteriores cada día ejercitan su cuerpo y practican ejercicio físico. Durante el juego queman calorías y fortalecen su musculatura. El juego favorece el crecimiento óseo y el desarrollo físico de los niños. De esta forma, los niños se vuelven más activos, más inquietos y menos sedentarios. Esto tiene un impacto directo sobre la posibilidad de que el niño tenga obesidad, que se ve reducida exponencialmente si el niño juega a diario durante al menos una hora. Es una forma de evitar la obesidad infantil, uno de los grandes problemas con los niños en nuestro país.

Por qué es importante que los niños jueguen

Equilibrio mental

Según un estudio publicado en la revista Psychology Today, los casos de depresión y ansiedad infantil han aumentado en los últimos 50 años como consecuencia de una reducción en los tiempos de juego al aire libre con otros niños. A través del juego los niños exploran el mundo, descargan tensiones, dispersan su mente y encuentran formas de solucionar problemas de forma ingeniosa. El resultado, un menor bloqueo mental y más felicidad.

Estos son algunos de los beneficios que el juego aporta a los niños. Un aspecto fundamental durante la infancia que los adultos debemos promover y favorecer. Si quieres saber también porque es bueno jugar con juguetes de madera pásate por nuestra página.

Método Montessori

Este método con el tiempo ha ido ganando seguidores. Busca que el niño desarrolle sus capacidades a través de su propia curiosidad y habilidades. De esta manera el educador o tutor puede adaptar el entorno del niño a la evolución de su desarrollo y de esta manera se beneficia y potencia sus capacidades. También hay juguetes que contribuyen al desarrollo de estas facultades. Si quieres saber más sobre el método Montessori lee nuestro artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies